20/8/14

la energia y el pueblito bueno

A veces, solo con salir de casa unos días y escapar a el pueblito bueno es suficiente para recargar las pilas.

Pasar unos días de verano tranquilos, sin móviles, sin reloj, sin tiempo... pero no de ese que hueles, sino de ese que te marca los minutos, los segundos, y que solo oyes tic tac.

Ese tiempo lo deje en casa, y me centre en el bueno, en el del sol, el del viento, y el del ensordecedor ruido de las hojas de los chopos agitarse unas con otras, el del agua revoltosa contra las piedras del río, el del mercadillo de los domingos...

Tiempo del bueno...

En el huerto...
Muy fan del huerto de mi aita, pero sobre todo del rinconcito a la sombra que se ha preparado rodeado de hortensias y desde donde vigila atento como van sus sandías, tomates, calabazas, flores...
La verdad que las cosas así saben únicas, nada que ver con el supermercado; para que engañarnos.





En el mercado...
Algo tienen los mercadillos de los domingos, que todo es tan campechano, tan de andar por casa, y tan lleno de encanto. No hay cartelitos monos con florecillas anunciando el precio del tomate, ni preciosas latas de tés llenas de flores al lado de las zapatillas. Es lo que hay, lo que ves, es lo que hay; aquí no hay adornos que valgan, todo es natural, tan natural... que la vista no engaña...
Y por supuesto algo me compre, bueno mi ama, unas zapatillas tipo converse con un montón de florecillas, ya os la enseñare un día de estos.





En el río...
Una cosa que tiene el pueblito bueno, es río de esos bonitos, rodeados de verde por todos lados, con orillas de piedras grisáceas y redonditas, donde uno puede sentarse a leer, a descansar, o simplemente tumbarse mirando que forma tienen las nubes.
Ahí, el tiempo pasa solo... el tiempo bueno, el que os decía, el de los rayos de sol entre los arboles y del gorgoteo del agua río abajo.




La Presa...
Esto es lo mejor, pasear por la ribera, a través del camino de cipreses que comunica los dos pueblos mientras ves como cae el sol tiñendo de dorado todo el agua, es una de esas cosas donde te sientes insignificante, y a que a la vez te cargan tanto de energía... que vuelve una como nueva, con batería a tope. No hace falta cargador, hay carga para rato.



¿Qué tal van vuestras pilas?

Feliz Martes ❤

Post Data
He vuelto con energías renovadas
y eso que aún no me he cogido vacaciones.
15/8/14

lo que quiero por mi cumple...


En Agosto cumplimos un montón de gente los años, y he visto todas vuestras listas de regalos, cualquiera de ellas me la acoplaría igualmente.
Pero como también se acerca el mío, no he querido ser menos, y he hecho una pequeña lista con 10 cositas que me harían muy feliz.
A ver que os parecen.


13/8/14

las estrellas que no deberían ser estrellas...

"Aquí sentada en mi mesa de estudio, sin saber como empezar a escribir este post, levanto la vista y veo una pequeña paloma blanca volando a través de las grises nubes. Parece que va a llover, que va a caer una buena, y al volver a mirar veo que ahora vienen dos. 
Tan solo han movido sus alas y han levantado el vuelo huyendo de la tormenta que se avecina"

Sus alas... 

La pasada semana alguien elevó también sus alas para alzar el vuelo y convertirse en estrella, una pequeñita estrella, que estoy segura que brillara con la mayor de las intensidades y su luz será tan luminosa que parecerá que esta sola, pero nada más lejos de la realidad, nunca estará sola.

Y es triste que cuando ocurren este tipo de cosas uno se para a pensar y reflexionar sobre varias cosas, y una de ellas me ha hecho acordarme de la mítica frase:

2/8/14

cosas que hacer en agosto...