12/10/11

tiempo de mermeladas ♥

El otro día, a parte de la cesta llena de verdura, tambíén me traje tarros de mermelada casera, de ciruela y mora, asi como unos botes de pimientos asados y unos de fritura de verduras perfectos para hacer un revuelto campestre.

Cuando fuí a guardarlos, como siempre lo hago, les pongo unos trocitos de tela y una etiqueta fechandolos y diciendo su procedencia. Y me quedan monisimos. Creo que alguién dijo que la felicidad esta en los pequeños detalles.

Y es cierto, porque cuando abro el estante, y veo todos esos tarros de verduras o mermeladas tan bonitos, que dan pena hasta abrirlos se siente una como más féliz. No se como explicarlo, pero intento rodearme de pequeñas cosas, detalles que hacen el día a día más agradable.


¿No os parece?



Así que al ir a guardarlos, pensé que hacer con todo el tomate que tenía ya demasiado maduro, y me decidí por una mermelada de tomate. Eso sí, dukaniana total. Y navegando encontré esta receta de una chica llamada Sonia en Recetas Dukan  y ahí que me lanzé, la he adaptado un poco añadiendole 2 láminas de gelatina, pero el resto he sido fiel a la receta original.




5 tomates grandes maduros
4 cucharadas de edulcorante
1 rama de canela en palo
1 chorrito de limón
2 láminas de gelatina


Ponemos agua a hervir y cuando este hirviendo y escaldamos los tomates para que facilitar asi el pelarlos. Una vez pelados, los cortamos en trozos, si quieres puedes quitarle el corazón y las pepitas. Eso según el gusto de cada una, yo le quité solo el corazón.

Vaciamos la cazuela de agua y ponemos el tomate, el edulcorante, la canela en rama y el chorrito de limón a hervir. Cuando el tomate empiece a hacer chup chup, bajamos el fuego a fuego bajo y lo dejamos que se vaya deshaciendo poco a poco. De vez en cuando le ayudamos con un tenedor para aplastar un poco los trocitos pero hay que dejarle reposar durante un buen rato para que vaya haciendo un poco de consistencia con el edulcorante. 

Cuando haya adquirido un poco de consistencia y textura, pasarlo por la batidora y dejarlo a fuego bajo otro ratito, aproximadamente unos 15 minutos. 

Mientras, en un cuenco, echamos agua y colocamos las dos laminas de gelatina, cuando estas estén listas, las echamos a la mermelada y esperamos que se temple un poco antes de meterla en un bote.

 
  • Si vas a guardarla como conserva, tienes que esterilizar los botes y las tapas, y una vez que has metido la mermelada en ellos, la mejor manera de envasarlos al vacio es al baño maría. 
  • Para la decoración de los botes, corta un trozo de tela dos o tres dedos mayor que la circunferencia de la tapa  con unas tijeras de picos. Puedes atarlas con una goma o con un poco de cinta de cañamo. Yo prefiero lo segundo, ya que las gomas se acaban pudriendo o pegandose a la tela, y en cambio con la cinta este problema no pasa y le da un efecto un poco más rustico al acabar en una preciosa lazada.
  • Para las etiquetas, imprescindible la fecha del envasado. Las conservas caseras en teoría lo aconsejable es un año de almacenamiento, así que es imporante saber la fecha de envasado.
  • Un detalle bonito es poner la proveniencia, así sí regalas alguna, siempre sabrán de que cocína salió.
  • En la red, hay infinidad de etiquetas gratis para que uses, o te las hagas tu misma. Yo he usado las redondas de Martha Stewart y las alargadas de Frugal Living About para las verduras, pero para las mermerladas ya he empezado a diseñar mis propias etiquetas con Photoshop. En estas un fondo de Pugly Pixel y unos dibujitos de fruta adornan la etiqueta.

¿Qué semana tan direrente verdad? Con un descanso en medio como para coger fuerzas. Ya podíán ser todas así.

Felíz miercoles
Share:

20 comentarios

  1. Me acobo de enamorar de tu despensa.

    Bss Joana.

    ResponderEliminar
  2. ala que genial! si que da lastima comerselo!!!

    ResponderEliminar
  3. Que monada, que buena pinta!!Las etiquetas son una monada!!Besos!!

    ResponderEliminar
  4. Que chulada! nunca se me hubiera ocurrido dar ese detalle a la cocina!!!

    un beso
    mode illusions

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué monería de tarritos! Seguro que está todo buenísimo, aunque tiene que dar un poco de pena abrirlos... Un beso guapa
    http://thepurplefashion.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Da pena comérselo... Te han quedado muy bonitos :)

    ResponderEliminar
  7. Que monada!!!me encantan esas pegatinas,las telas,los botes,tu toque!dónde compras esas cosas?estan genial!y ni que decir que la mermelada casera es lo mejor,yo hice en verano de peras del peral de mis padres y ya se me acabó y compré de hero,la que era mi favorita antes y ahora ya no me gusta!como lo casero no hay nada!besos

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Pero qué monada, me encanta!!

    MuAKK

    ResponderEliminar
  9. Qué monísimo te queda!! Menuda idea más cuca, la de poner cartelitos a las confituras.
    Me guardo la receta, a ver si hay suerte y me animo con la cocina...
    Besitos!

    ResponderEliminar
  10. Mmmmm..me encantan las mermeladas...lo de las telitas en los tapes me encanta, mi hermana colecciona arenas de cada playa a la que va y las guarda así, con su telita...las etiquetas las haces tú¿?besitos

    http://toquedestilo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Esto sí que es un blog y lo demás tonterías. Enhorabuena preciosa.

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué ricas están!
    Y qué envasados más bonitos :)

    ¡Besitos!
    milowcost

    ResponderEliminar
  13. Mmmm... que buena pinta y presentación... la verdad que se me ha hecho la boca agua :) la mermelada de mora es mi debilidad!!! aunque de tomate nunca habia oido hablar, que curioso!!!

    KISSES!
    Estefanía J.
    www.absostyle.com

    ResponderEliminar
  14. Ohhh que monada!!! Uffff no sé si me quedaría bien...habrá que intentarlo... que buena pinta!!!

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias por tu comentario!!! :)

    P.d.: te sigo por GFC para estar al corriente de tus publicaciones. Si te apetece, tú también puedes...

    KISSES y buen finde!
    Estefanía J.
    www.absostyle.com

    ResponderEliminar
  16. Completamente de acuerdo contigo ... la felicidad hay que buscarla en los pequeños detalles y rodearnos de cosas que nos parezcan bonitas.

    Tienes una despensa preciosa !!
    Gracias por compartir la receta :)

    Un besito
    Caithlin y Eva

    ResponderEliminar
  17. Una despensa de ensueño. Me encanta! Yo compre una mermelada ecoligica con su telita de cuadritos vichy que aun conservo porque me encanta. Besitos

    ResponderEliminar
  18. me encanta el blog en general, pero las fotos son,,,,deliciosas!!!!

    ResponderEliminar
  19. me encanta tu despensa..... I love

    ResponderEliminar

© Scarlata y el Señor Don Gato II | All rights reserved.
Home sweet home